Nuestra Historia

 

El Instituto Profesional Escuela de Marina Mercante Piloto Pardo, forma parte del grupo de establecimientos educacionales de la Fundación “Almirante Carlos Condell”, organización creada en 1984 con el propósito de fomentar el quehacer educacional y la investigación en todos sus niveles, así como la protección e incremento del patrimonio cultural de la nación chilena, con énfasis en todas aquellas materias relacionadas con las actividades marítimas.

Nuestro país, debido a su ubicación geográfica y a sus particulares características, es muy dependiente de las comunicaciones marítimas para la exportación de sus productos (ej. cobre fruta y salmones) y la importación de elementos vitales para su economía, (ej. petróleo y sus derivados). Asimismo, la difícil conectividad con nuestras zonas extremas e insulares y el importante desarrollo de la industria marítima, hace necesario, no solo, desarrollar una profunda conciencia y actitud marítima en estudiantes y en la comunidad nacional, sino también, preparar y potenciar personas con las competencias adecuadas para que se desempeñen en actividades especializadas relacionadas con la exploración, explotación, manejo, sustentabilidad y conservación del mar.

Debido al particular ambiente de trabajo a bordo de un buque mercante, caracterizado por largos períodos de tiempo en el mar, espacios reducidos, organización jerarquizada, ambientes multiculturales y riesgo físico, es importante que las personas que trabajen en este medio tan singular, tengan el liderazgo, el carácter y la voluntad, para poder cumplir eficazmente sus funciones, especialmente, en situaciones de emergencia. Lo anterior, exige que aparte de desarrollar la experticia técnica y las habilidades para manejar los equipos de a bordo, las personas que se desempeñen en este ambiente, desarrollen competencias genéricas, como la capacidad de utilizar un segundo idioma, habilidades y formalidades sociales, iniciativa, toma de decisiones, responsabilidad, manejo del cambio, conducta ética, capacidad para trabajar en equipo, y liderazgo, entre otras.

 Lo anterior, es lo que se espera, que el egresado de una carrera, haya internalizado al momento de su titulación. Asimismo, constituye el marco para aplicar los criterios de evaluación y es lo que el titulado deberá ser capaz de demostrar en su desempeño profesional.

Aunque es indispensable, satisfacer los requerimientos de competencia correspondiente a los distintos puestos de trabajo a bordo, ésta no es la única condición, ya que además, el titulado deberá tener la base suficiente, para progresar en su carrera, funcionar bien en sociedad, como asimismo, adaptarse a nuevos ambientes tecnológicos y sociales.

 BIENVENIDO POSTULANTES A UNIRSE A ESTA NOTABLE PROFESION QUE LES INVITA A SER ACTORES PRINCIPALES OPERANDO LA PRIMERA LINEA DE SERVICIO QUE DEMANDA EL TRANSPORTE MARITIMO, BASE DEL INTERCAMBIO COMERCIAL Y CULTURAL DE LAS NACIONES.

 

X